Costo por vista: Modalidad no muy explorada de anuncios en video

Escrito por Fabio Rodríguez, el lunes, julio 18, 2011

El panorama competitivo de la publicidad en internet demanda de un uso más creativo y dedicado de todos los recursos con los que cuente su empresa para promocionar sus productos o servicios y sin duda alguna formatos como el video son muy valiosos cuando se trata de llevar un mensaje frente a los ojos de una audiencia específica, que cada día consume más horas viendo videos en sitios como YouTube. 

Durante mucho tiempo el sistema de pago de este formato de publicidad en Google AdWords fue el tradicional CPC, lo cual quería decir que cuando un anunciante deseaba promocionar su producto en YouTube el método era similar al de los anuncios de búsqueda de AdWords, en el que se paga cada vez que un usuario hace clic sobre un anuncio. La modalidad no satisfacía plenamente las necesidades de los anunciantes por lo que el modelo adoptó una modalidad de pago conocida como CPV o Costo por Vista, en la cual el anunciante sólo paga cuando su video es reproducido.

 

Costo por Vista: Una  inversión más inteligente

Ya que los videos promocionados han demostrado ser un método eficaz y bastante popular para que los anunciantes aumenten el número de visitantes hacia el contenido de sus videos en YouTube, el cambio del sistema de pagos de este formato  a un modelo de costo-por-vista (CPV) ha tenido muy buena aceptación, sin embargo aún muchos anunciantes parecen desconocerlo.

 

En esta modalidad de pago el anunciante sólo paga cuando los usuarios hacen clic sobre un anuncio de video promocionado y comience a ver el contenido (lo que se registra como vista). Este modelo de precio le garantiza al anunciante que sus costos de publicidad estén ligados de una manera más cercana con las metas publicitarias que buscan conducir vistas reales a los videos, en lugar de clics que resultan muchas veces en usuarios que a pesar de haber dado clic sobre un enlace finalmente no llegan a reproducirlo.

 

Cómo empezar

Es importante que a la hora de publicar un video el anunciante haya definido cuánto está dispuesto a pagar por cada vista de su video ya que este valor será necesario para establecer un monto máximo de oferta, en el que en lugar de definir un CPC máximo, se fijará un CPV máximo.

 

Esto no quiere decir que por ejemplo un banco que haya publicado un video sobre crédito hipotecario al hacer una oferta demasiado alta por cada vista resultará pagando mucho más que su competencia. El anunciante solo pagara un peso más que el siguiente anunciante en la página que compita por palabras clave en ubicaciones similares o iguales, garantizando así mayor eficiencia en un ambiente transparente de subasta.

 

¿Deseas saber más?

Ponte en contacto con nuestros Especialistas en AdWords hoy mismo para solicitar una consultoria gratuita.

No hay comentarios aún

Escribe un comentario